Historia



Bon Odori

El Bon Odori es un baile tradicional japonés que tiene sus orígenes en las escrituras Budistas, concretamente en los pasajes del Ullambana Sutra.

Cuenta la historia de Mauggallana o Mokuren, uno de los 10 discípulos de Buddha, y su madre la cual padece condenada a vivir en el infierno. Cuando Mokuren toma consciencia del sufrimiento de su madre baja a los infiernos e intenta ayudarla de diferentes maneras. Uno de los intentos de Mokuren fue proporcionarle comida, éste le ofrece arroz, pero cuando su madre se llevaba una cucharada a la boca el alimento se convertía en fuego. Cansado de vanos intentos, Mokuren le pidió ayuda y consejo a Buddha, el cual le respondió lo siguiente: 

- Por el bien de tu madre deberás ofrecer alimentos a los bhikus (sacerdotes) a los 15 días del séptimo mes, momento que los bhikus descienden de las montañas.

Así lo hizo Mokuren y Buddha cumplió su palabra, la madre del discípulo fue liberada. Fue en este momento cuando Mokuren y ella, de la enorme alegria que profesaban, bailaron para celebrar la liberación del tormento del infierno. A esta danza se la llamó Bon.

El termino Bon Odori se ha traducido como Festival de las Almas o El Festín de los Muertos. El O’Bon se convirtió en uno de los festivales mas populares en Japón. Se dice que en este festival las almas vuelven para disfrutar de la compañía de los vivos. Es una danza que se tiene por costumbre realizarla en exteriores, normalmente por las tardes, y puede llegar a durar muchas horas seguidas. Puede participar cualquiera que lo desee, unos se unen para celebrar la ocasión religiosa y otros para disfrutar la danza lúdicamente. Esta se caracteriza principalmente por el movimiento rítmico de las manos, algunos usan accesorios como sombreros o parasoles, aunque existen muchas variaciones con respecto a los accesorios. La formación en grupo suele aparecer en círculo o un grupo que se mueve en espiral hacia adentro, dependiendo de si les acompañan músicos.

No os podéis perder el Bon Odori de este año en el Matsuri!







TAIKO

Taiko significa literalmente gran tambor y se toca con baquetas de madera llamadas bachi. Este es el nombre común que se le da genéricamente a los taiko, pero en realidad disponemos de una gran variedad de tambores de diferentes formas y tamaños con sus respectivas denominaciones. 

En la antigüedad servían al uso de la guerra, pero con el tiempo propulsaron un estilo de música conocido como Gagaku. Éste es uno de los estilos musicales, dedicados únicamente a la corte en la antigüedad, que hoy en día perdura alrededor del mundo. Gagaku significa literamente música elegante, basado en un estilo de música clásica japonesa que se interpreta solo en la corte imperial. Esta se ha desarrollado ininterrumpidamente durante XIII siglos. Pero el taiko que conocemos en la actualidad es el establecido en 1951 por Daichi Oguchi, famoso por formar el primer ensamble de taiko moderno llamado kumi daiko, y además pionero en popularizar los conciertos de taiko moderno.


Desde tiempos pasados el taiko ha sido empleado en muchos eventos festivos tradicionales de Japón, normalmente se ha encontrado acompañando el baile Bon Odori. Este año en el Matsuri 
tendremos la suerte de presenciar las actuaciones de mano de los mejores artistas de taiko, Tetsuro Naito y Tomoko Takeda que forman el grupo Tomoro, Rai Tateishi especialista en tambor wadaiko (un tipo de tambor taiko) y el famoso Shogo Yoshii. Todos ellos reconocidos mundialmente como grandes artistas y percusionistas.










SUMI-E


A diferencia de la pintura Occidental, el sumi-e no busca alcanzar una estructura precisa del entorno, el paisaje y el objeto central. El arte occidental necesita crear una perspectiva tridimensional que requiere de luz, sombra y color. Sin embargo el sumi-e, altamente influido por el Budismo Zen, busca crear una obra realista, expresa la percepción que el artista quiere transmitir de su vision personal del mundo. A través de los ojos del pintor esta técnica intenta capturar de forma condensada la esencia de un objeto, persona o paisaje. El objetivo del artista siempre será reproducir la realidad de la forma mas simple y sugerente posible.


Se utiliza únicamente tinta negra, pero el pensamiento oriental discrepa puesto que no es simplemente tinta negra, sino una escala tonal de sombras que representan el nivel mas alto de simplificación del color. Diferentes tonos no representan diferentes matices de luz y brillos, sino más bien producen una consciencia del color al crear contraste con la superficie blanca. Además esta escala de matices también expresan emociones, reflejando la intensidad del trabajo del pintor. En cierto sentido es un proceso que le proporciona un carácter expresionista.


Aunque para la pintura occidental los espacios en blanco son un lugar abierto, para el sumi-e es una parte esencial de la imagen que debe respetarse. Las superficies blancas cobran vida y adquieren profundidad cuando se vuelven una con un objeto representado.


Este año en Matsuri nos acompañará el gran artista Mitsuru Nagata y tendremos la suerte de presenciar su performance de sumi-e.


- Yo se dónde voy a dar el trazo sin marcar previamente con lápiz. El espacio en blanco es una parte de la belleza de sumi-e, no se entiende como una parte sin pintar, también es una parte de la pintura.


TAKEUMA

El término takeuma se traduce como caballo de bambú. Se trata de unos palos largos donde se deben apoyar los pies y dirigirse con la ayuda de estos y las manos. Sirven para permanecer por encima del suelo. En occidente los conocemos mejor como zancos. 

Originariamente era una herramienta para andar por encima de terrenos pantanosos y de difícil acceso, pero los takeuma de menor tamaño eran utilizados mas bien por niños pequeños a modo de juguete.


Se menciona en Japón que podrían ser originarios de la era Heian y periodo Muromachi, principios época medieval, por haberlos encontrado representados en algunas imágenes ukiyo-e (estampas japonesas). Pero los que están hechos de bambú, los mas conocidos, proceden de Epoca Edo.


Los pequeños los utilizan para su diversion mientras también hacen ejercicio. Sobretodo tenían mucha fama en época de entre guerras, pues los niños que no tenían recurso alguno podían fabricarse ellos mismos o sus padres unos takeuma. Es una actividad muy sana que hasta hoy en día se practica en las escuelas japonesas.

No os olvidéis de venir acompañados este año al Matsuri pues es una actividad para toda la familia!





FLAUTA FUE

En japonés Fue significa flauta. Como nuestro instrumento occidental también es de viento, hecho principalmente de bambu.


Su antecesor es el Paixiao, un instrumento procedente de la China del siglo V, que llegaría a Japón y se le cambiaría el nombre por Shinobue. Su momento de esplendor fue en el período Nara. Existen diferentes tipos de Shinobue, uno de ellos es el Shakuhachi

Poco después de su introducción en el pais, miembros de la secta Fuke del Budismo Zen, utilizaban frecuentemente el Shakuhachi. Le otorgaban un aspecto espiritual que les ayudaba en sus tareas de meditación.


Los interpretes de flauta fue, también conocida como shinobue, pueden actuar solos, con pequeñas orquestas de cámara o grandes agrupaciones de música.


Hoy en día es peculiar encontrarse un artista japonés interpretando ritmos tradicionales japoneses con shinobue. Es por esta razón que tendremos mucha suerte el 8 y 9 de Junio en el 
Matsuri porque Rai Tateishi, especialista en shinobue, nos deleitara con los mejores sonidos tradicionales de nipón. ¡No os lo podéis perder!

NININBAORI

Esta actividad consta de dos personas que llevan un haori (abrigo grande) y han de fingir que son una sola. Una persona es la cabeza y la otra los brazos, el objetivo normalmente es que estas dos personas se pongan de acuerdo para comer el plato que les han servido.

El humor nace de la falta de coordinación de los brazos y la cara. Es conocido como una típica actuación de comedia japonesa que es utilizada como parte de los shows de comedia que realizan en la televisión, en festivales escolares o festivales de verano.

Este año podrás disfrutar del nininbaori en Matsuri, no te lo pierdas!


Origami

El origami es el arte de plegar papel sin usar tijeras ni pegamento para obtener figuras y formas variadas. 

Se trata de una práctica casi tan antigua como la existencia del papel. El origen lo encontramos en China siglos I y II d.C, posteriormente llega a Japón en los siglos VI y se integró en la tradición sobretodo en el periodo Heian (794-1185)

Curiosamente esta actividad en periodo Heian formó parte importante de las ceremonias de la nobleza, pues doblar papel en aquella epoca era un lujo solo de personas acomodadas. No se volvería accesible para todas las clases hasta que el precio del Muromachi (1338-1573)
Una de las actividades para los pequeños es el taller de Origami, donde realizarán diferentes formas divertidas y podrán aprender jugando.